Dirección

Calle Fornás 1A, 1º - 4. Zona Correos.
Puerto de Sagunto, 46520 (Valencia)

Horario de ALMA

-Lunes a viernes 9.30 a 22 h -Sábados: 10 a 14 h
Home Terapia Virtual

REALIDAD VIRTUAL

Las técnicas de realidad virtual son aquellas que intentan conseguir la inmersión del usuario en un entorno “ficticio”, de forma que la experiencia que recibe sea lo más parecido a la realidad posible, mediante entornos 3D y el uso de dispositivos de inmersión. Dichos dispositivos de Inmersión pueden ser diversos, encontrando unos que utilizan unas gafas que permiten conseguir esta inmersión de los usuarios en un entorno virtual. De esta forma se acerca al usuario a unas determinadas condiciones, controladas en todo momento, que le puedan provocar estrés, situaciones que generan incertidumbre, de forma que el profesional le enseña a afrontar esa sensación, resultándole más familiar al enfrentarse a esta realidad.


Imagen animada de realidad virtual


¿QUÉ VENTAJAS PROPORCIONA A LOS USUARIOS?

1) Una mayor facilidad para el usuario para enfrentarse a entornos adversos. Hasta ahora los usuarios que precisan afrontar situaciones que le provocan ansiedad esperan a que el psicólogo les acompañe a realizar una prueba de campo, es decir, a exponerse a dicho entorno de forma controlada (todo lo que se puede) por el psicólogo. Mediante la terapia virtual, el tiempo que debe esperar es menor, ya que, siempre a juicio del psicólogo especialista, se pueden plantear estos escenarios en un menor tiempo y siempre bajo la tutela de dicho profesional y en un entorno “conocido” como es la sala de terapia habitual.


2) Beneficia a personas que de otra forma no tendrían posibilidades para realizar esa exposición en dicho entorno. El ejemplo típico es el de una persona con agorafobia, a salir al exterior, a exponerse ante otras personas. Si a dichas personas se les plantea la posibilidad de poder ir realizando “pruebas” de ese ambiente adverso, desde incluso su casa, se está posibilitando realizar terapia a personas que no se atreverían a iniciarse en las exposiciones de otro modo. Otros ejemplos son las personas con fobia a volar, a los bichos, a las alturas…


ACROFOBIA

Miedo desproporcionado y sin motivo a las alturas.

La acrofobia se da en aquellas personas que sufren  de unos  niveles elevados de ansiedad  como consecuencia del miedo a las alturas. Esta reacción de ansiedad suele estar provocada por situaciones tales como asomarse a un balcón, hallarse al borde de un precipicio, en un mirador elevado, practicar deportes de alturas (tirolina, parapente, puenting)….

Existen algunas teorías que explican este fenómeno como consecuencia de  algún percance con las alturas, padres sobreprotectores, incluso producto de la evolución, lo que le provoca que tenga un miedo incontrolable a esta situación en la que se encuentra en una posición elevada.

Parece que hay otros animales que han demostrado que presentan situaciones similares, presentando signos de miedo a las alturas, por lo que se está proponiendo que el miedo puede tener que ver con nuestro sentido interno de las ondas de equilibrio. Por ello se podría decir que la gente superaría el miedo al cerrar los ojos y confiar en el equilibrio natural de estabilizarse, pero la realidad es que esto no suele ser suficiente, al estar asociado el trauma mental con el  miedo a las alturas, por lo que se precisa de contactos con la realidad o con entornos virtuales que asemejen a los reales mediante una terapia de habituación al entorno, en el que el terapeuta muestra al paciente cómo utilizar algunas técnicas que le ayudan a enfrentarse a situaciones que le estresan.

Dada la dificultad que hay para simular estos ambientes y que el usuario pueda afrontarlos de forma sencilla, se han desarrollado dos ambientes que reproducen virtualmente una situación ansiógena para los pacientes que tiene miedo a las alturas.

En el primer ambiente, el edificio está en una ciudad con pocos rascacielos. El paciente se expone a una altura de 10 plantas aproximadamente. En el segundo escenario, el edificio está en el centro de una ciudad como Nueva York. Así, el paciente se sumerge virtualmente en un ambiente de grandes edificios y se sitúa en el borde de un rascacielos de 52 plantas.

IMagen ejemplo de Miedo a las Alturas en terapia virtual


AGORAFOBIA

Normalmente definida como miedo extremo a los espcios abiertos, aunque más específicamente a que “me pase algo en la calley nadie me ayude”.

Habitualmente va asociada con los ataques de pánico, aunque no siempre van de la mano.

La agorafobia consiste en el miedo a situaciones difíciles de evitar o en aquellas en las que no se puede recibir ayuda cuando se da la situación de pánico, es decir, se trata del miedo a los espacios abiertos o públicos con aglomeraciones, miedo a vivir una crisis, a desmayarse, a sufrir un infarto, a perder el control, a hacer el ridículo…... Usualmente se  vive con mucha angustia, dado que los síntomas suelen percibirse como si se fuera a morir: cuando le aumenta la frecuencia y presión sanguínea, la respiración está agitada, aparece sudoración,, sensación de ahogo, mareo, temblores,…

Usualmente es consecuencia de alguna experiencia negativa que ha tenido el sujeto, quien intenta evitar situaciones parecidas, por lo que desarrolla un mecanismo de aprendizaje (escape y /o evitación) que, al contrario de lo que pueda parecer. hace permanecer el problema, manteniéndolo en el tiempo

El tratamiento cognitivo-conductual de la agorafobia es el que proporciona mayor éxito al someter al paciente a una exposición gradual a las situaciones que típicamente le provocan la ansiedad, por lo que es preciso un control gradual por parte de  un psicólogo especialista.

Aquella persona que padezca agorafobia evita las situaciones que le provocan ansiedad, evitando salir de casa, usar transportes públicos, ir de compras, comer en restaurantes, entrar al cine, hacer deporte, viajar, relacionarse en lugares públicos, etc….por lo que su mundo cada vez se va quedando más pequeños, llegando a condicionar su vida de tal manera que vive dependiendo de que otros le acompañen o ayuden a llevar su día a día.

Para afrontar estas situaciones disponemos de la exposición real y de la virtual en la que se puede controlar el entorno gradualmente, para lo que disponemos de dos entornos virtuales que representan situaciones comunes para poder afrontar la agorafobia.

Una situación es una plaza grande donde el terapeuta puede controlar a cantidad de gente presente.

Imagen ejemplo de Miedo a salir al entorno público en terapia virtual

El otro entorno virtual reproduce un trayecto en metro.

Además, el terapeuta puede controlar variables como la presencia de eventos positivos o negativos (por ejemplo, que el metro se pare en medio del túnel, mucha gente chillando alrededor...)


CLAUSTROFOBIA

La claustrofobia  es una fobia específica dentro de los trastornos de ansiedad en la que se  experimenta miedo a los espacios cerrados, como ascensores, habitaciones pequeñas, túneles, metro, aviones, cuevas, sauna,…ya que la persona teme quedarse encerrada y se va a quedar sin aire, temiendo, como consecuencia final, la muerte (en este caso porasfixia.)

La persona que padece de claustrofobia suele anticipar sensaciones y movimientos, anticipa que va a entrar en los espacios cerrados y experimenta una reacción de ansiedad intensa como falta de aire, palpitaciones o incluso mareos.

Para ello se ha desarrollado un entorno que posibilita entrar virtualmente a un ascensor, una de las situaciones más temidas por aquellas personas que sufren Claustrofobia. El paciente se encuentra en una habitación y debe tomar un ascensor.

Se puede hacer una primera exposición a un ascensor o bien se puede realizar el escenario del ascensor con gente.

IMagen ejemplo de Miedo a los Espacios Cerrados en terapia virtual

El entorno virtual ha sido diseñado de tal manera que el proceso de coger el ascensor está fragmentado par que el terapeuta pueda asegurarse de que el paciente está preparado para proseguir.

Una vez dentro del ascensor, éste puede estropearse y bloquear el ascensor o puede llegar al piso de destino. Con este ambiente, se pueden controlar todos los estímulos que no son controlables en el entorno real, lo que permite mayor seguridad del paciente, como paso previo a la exposición in vivo.


MIEDO A CONDUCIR

Otra fobia es la que provoca el miedo a conducir un vehículo debido a inseguridad, por falta de experiencia, por haber sido víctima de algún accidente anterior, o el miedo  a tener un accidente por culpa de la ansiedad, . Esta fobia se llama amaxofobia y provocan auténticos ataques de pánico, ansiedad o agitación al conducir el vehículo, afectando a la vida social del individuo, y profesional.

La mejor manera de superarla es mediante terapia psicológica cognitiva-conductual, realizando exposición gradual. Para ello se han desarrollado entornos en los que el paciente experimentará las sensaciones de ser el conductor o pasajero de un coche que circula por la ciudad o por una autopista.

Imagen ejemplo de Miedo a conducir en terapia virtual

En ambas situaciones, el terapeuta puede escoger entre diferentes variables para hacer la simulación más o menos ansiosa variando la cantidad de tráfico, las condiciones climáticas y la velocidad del coche. El paciente podrá también experimentar otras situaciones como conducir por túneles, puentes o carretera con curvas.


MIEDO A HABLAR EN PÚBLICO

Hay personas que poseen miedo a hablar en público o glasofobia y presentan alguno de los siguientes síntomas: Ansiedad intensa al tener que comunicarse verbalmente con cualquier grupo; nauseas; sensación de pánico; oído agudo, incremento de la frecuencia cardíaca, de la presión arterial, pupilas dilatadas, aumento de la sudoración, aumento de la ingesta de oxígeno, rigidez de cuello, sequedad de la boca, voz tensa, temblor de voz, repeticiones de palabras…..

Usualmente se utiliza terapia de formación para hablar en público, de manera que pueden ayudar a reducir el miedo a niveles manejables. También se utilizan materiales de autoayuda, si bien todos estos métodos deben reforzarse mediante exposiciones graduales en público. Para garantizar la gradualidad se han realizado  dos escenarios virtuales para practicar hablar en público.

El primero simula un ambiente de oficina que muestra diferentes situaciones sociales (una entrevista de trabajo, un reunión de trabajo, etc). El terapeuta puede controlar la cantidad de gente que atiende las reuniones y sus reacciones.

Imagen ejemplo de Miedo a hablar en público en terapia virtual

Otro ambiente simula al paciente haciendo un discurso frente una gran audiencia. Mientras el paciente presenta, el terapeuta puede controlar las reacciones de la audiencia (animación, abuchear, etc.) La estimulación interoceptiva, como latido rápido del corazón, da al paciente la misma sensación de ansiedad que una situación real.


MIEDO A LAS AGUJAS

Hay personas que tienen miedo patológico debido al contacto o visualización de agujas y otros objetos que puedan provocar cortes o pinchar y suele ser una fobia común en niños y algunos adultos.

El tratamiento ese realiza mediante terapia cognitivo-conductual y son difíciles las exposiciones reales, para lo que se utiliza la terapia virtual. y mediante una simulación de una extracción.

En la extracción, el paciente ve una enfermera preparada para empezar la extracción pero el terapeuta puede decidir cuando  comenzará. Así, el paciente y el terapeuta pueden practicar los ejercicios juntos antes de una extracción real..

Imagen ejemplo de Miedo a las agujas en terapia virtual

Hay disponible una App de realidad aumentada como último paso antes de la extracción real. En este caso, el paciente tendrá un marcador en su brazo pero verá una aguja virtual a través del Smartphone.

Si el paciente tiene demasiada ansiedad, el terapeuta puede administrar otros tratamientos complementarios como el control de la respiración.


MIEDO A LOS INSECTOS

El miedo a los insectos o entomofobia,  es una de las fobias más comunes y la más extendida. Las personas con este problema evitan encontrarse en cualquier sitio donde crean que habitan insectos, tales como cucarachas, avispas, abejorros, escarabajos, orugas…, no pudiendo entrar en dicha área en el caso que vea uno de estos insectos de lejos, ya sea en un espacio cerrado o abierto.

El contacto o la visualización próxima puede provocar sudoración, respiración rápida, taquicardia, nausea….

Este tipo de patología se puede solucionar con el adecuado tratamiento psicológico, fundamentalmente con el cognitivo-conductual, mediante exposiciones graduales al insecto que le provoca esas reacciones, de forma que se familiariza con la forma de vida de los insectos.

Para facilitar estas exposiciones se han realizado  ambientes de realidad aumentada, de forma que se trata el miedo a los insectos simulando arañas o cucarachas en la habitación.

Imagen ejemplo de Miedo a los Insectos en terapia virtual

El terapeuta puede escoger entre tamaño, cantidad y velocidad de los insectos para exponer el paciente gradualmente a los insectos.

Con esta herramienta, el terapeuta puede añadir un elemento virtual al escenario que permite al paciente interactuar con el insecto.

Por ejemplo, se puede poner el insecto a una distancia cómoda para el paciente, cogiendo objetos próximos al insecto, matar al insecto u otras situaciones para ayudar al paciente.


MIEDO A VOLAR

El miedo a volar o aerofobia es la fobia a volar en aviones y se puede considerar como un caso de claustrofobia. La dificultad de realizar exposiciones en aviones de forma controlada es lo que ha favorecido la realización de entornos virtuales.

Este ambiente tiene cuatro escenarios que evocan diferentes niveles de ansiedad y proporcionan una experiencia real, incluyendo el movimiento desde el comedor al aeropuerto y en el avión.

IMagen ejemplo de Miedo a Volar en terapia virtual

En cada ambiente, el terapeuta puede controlar las siguientes variables durante el vuelo: momento del día, clima, y la cantidad de gente. Cada fase desde el despegue al aterrizaje puede ser controlada por el terapeuta incluyendo las turbulencias.


RELAJACIÓN

La relajación muscular progresiva es una técnica de tratamiento del control de la activación que permite  entrenar a los pacientes para relajar voluntariamente ciertos músculos de su cuerpo y reducir los síntomas de la ansiedad.

Se han desarrollado dos ambientes que ayudan a relajar virtualmente a los pacientes.

Los dos ambientes virtuales diseñados como herramienta de relajación se basan en visualización de procesos más que en terapias de exposición y intentan entrenar y practicar los ejercicios de relajación.

En primer lugar un escenario bajo del mar, en el que el usuario se sitúa en el océano donde la sensación de inmersión relaja al paciente y facilita a esta concentrarse en el ambiente relajado.

Imagen ejemplo de Relajación bajo el mar en terapia virtual

El otro ambiente es un isla paradisíaca donde el paciente puede moverse a través de seis ambientes relajantes. La isla está dividida en seis áreas donde el usuario puede practicar relajación o ejercicios de Mindfulness, como focalización en la respiración, sensaciones corporales o visualización.

En los dos escenarios, los sonidos juegan un papel muy importante para poner el paciente en una situación relajada.

En desarrollo la posibilidad que en cada ambiente las instrucciones para cada ejercicio de relajación será grabado en audio, así el terapeuta puede escoger entre dirigir la sesión o dejar al audio guiar al paciente.