Dirección

Calle Fornás 1A, 1º - 4. Zona Correos.
Puerto de Sagunto, 46520 (Valencia)

Horario de ALMA

-Lunes a viernes 9.30 a 22 h -Sábados: 10 a 14 h


- Rupturas.


Actualmente nos resulta más fácil tirar algo que se ha roto y comprar uno nuevo. Pero cuando de personas se trata, es conveniente plantearnos cuáles son las opciones que tenemos antes de tomar decisiones de las cuales, quizás, más adelante nos vayamos a arrepentir.
A continuación puedes pinchar en un enlace a mi blog en el que hablo de Rupturas


- Problemas de comunicación.


Cuando la base de nuestra expresión con nuestra pareja falla, los problemas que se deriven se van a multiplicar. Las parejas que se comunican bien, funcionan bien. Luego el déficit en la comunicación de pareja (entendiendo como tal la dificultad para resolver problemas, el déficit de atención cuando el otro se expresa, el no negociar, etc) es el principal responsable de la mayoría de los problemas. Si somos conscientes que ya nos cuesta entendernos a nosotros mismos….Que una pareja se quiera mucho no es suficiente. Ya lo decía Aaron T. Beck, con el título de su libro “Con el amor no basta”.


A continuación puedes pinchar en un enlace a mi blog en el que hablo de Pautas para mejorar la comunicación en pareja, así como también te dejo un video de una sesión de radio en la que hablo de las normas en las relaciones de pareja.


- Celos.


Este tipo de problemas salpican la relación de pareja, aunque seguramente sería interesante tenerlos en cuenta previamente al trabajo en pareja. Se trata de personas que se sienten inseguras, que tienen dependencia emocional de sus parejas y que ven más allá de la realidad. Esto supone una interferencia en la relación de pareja que acaba rompiendo la estabilidad de la misma.


- Discusiones y agresividad.


Este de nuevo es un apartado importante de la comunicación. Si sabemos comunicarnos bien con la pareja, aunque no tengamos la misma opinión respecto a un tema, sabremos llegar a acuerdos (negociaremos, aceptaremos). Las discusiones son necesarias en el día a día, tanto con la pareja como en otras áreas de nuestra vida, el problema está cuando pasamos de tener un objetivo que resolver a gritar y complicar más la opinión que tenemos del otro.


- Problemas sexuales en hombre: disfunción; eyaculación precoz.

-Disfunción eréctil: es la dificultad repetida para conseguir o mantener una erección lo suficientemente adecuada como para conseguir la penetración, generando así cuadros de ansiedad en el hombre que lo padece e inseguridad en su pareja. Especialmente relevante en momentos en los que la pareja busca un embarazo.

-Eyaculación precoz: se trata de la falta de control sobre el reflejo eyaculatorio, generando en la pareja insatisfacción en las relaciones sexuales. Este tipo de problemas sexuales es uno de los más frecuentes en la población.


- Problemas sexuales en mujeres: vaginismo, anorgasmia, bajo deseo sexual, miedo al sexo, infertilidad y dolor.


- Vaginismo: dificultad para llevar a cabo el coito, debido a la contracción involuntaria de los músculos del tercio inferior de la vagina. Se trata de una patología poco común y las mujeres que lo padecen pueden disfrutar de los juegos sexuales, y alcanzar el orgasmo ya que esta disfunción no está relacionada con la respuesta sexual. Pero al mismo tiempo genera mucha confusión y la sensación de ser diferente. Las mujeres con vaginismo acaban evitando cualquier tipo de contacto sexual por miedo al rechazo.


-Anorgasmia: dificultad para alcanzar el orgasmo. Esta inhibición se da tras una estimulación externa adecuada. Junto con el bajo deseo sexual son las patologías sexuales más frecuentes en las mujeres.
-Bajo deseo sexual: problema que afecta a la motivación o el interés sexual. Actualmente es uno de los problemas más frecuentes, dándose más en mujeres que en hombres, aunque también se da..


-Miedo al sexo: se da ocasionalmente en hombres y con más frecuencia en las mujeres. Los pacientes se quejan de ansiedad, miedo o disgusto en relación con las situaciones sexuales. Puede ser un trastorno de toda la vida o adquirido a partir de un momento determinado, y generalizado (global) o situacional (con una pareja específica).


-Dispareunia: dolor antes, durante o después del coito. Esta patología trae asociado miedo al sexo y bajo deseo sexual.