Ansiedad infantil y juvenil

ansiedad infantil y juvenil alma

Ansiedad infantil y juvenil

Cuando sienten ansiedad infantil y juvenil,  el cuerpo se les activa en señal de alerta.

Haya o no algo que temer podemos sentir palpitaciones, sudoración, temblores, sensación de ahogo, irritabilidad, sentirnos inquietos, o muy fatigados.

Los niños, muchas veces lo expresan con llamadas de atención.

Por tanto, si hay algo que les preocupa en exceso o tienen miedo, su conducta será de evitación o escape, ya que piensan que ocurrirá aquello que más temen.

Sin darnos cuenta la ansiedad nos comenzará a limitar en más y más aspectos de nuestra vida diaria y de nuestros hijos.

La ansiedad se presenta de maneras muy diferentes, tales como:

  • “se me hace un nudo en el estómago y me entra angustia”
  • “siempre pienso no puedo con esto”
  • “solo tengo ganas de llorar e irme”
  • “me estoy poniendo muy nervioso”

Dentro de la ansiedad podemos encontrar:

  • Fobia específica

Miedo irracional a cualquier cosa: bichos, oscuridad, animales, ruidos, incluso pueden desarrollar fobia escolar.

El miedo que siente hace que reaccione con mucha angustia, el cuerpo se activa en señal de alerta con un alto nivel de ansiedad.

Frases como:

“lo pasa fatal, llora, le falta el aire, nos pide que nos vayamos”

“siempre que tiene exámenes le entra ansiedad”

«trata de esconderse, evita ir a lugares donde puede verlos, limitando su vida y su desarrollo»

“como tiene miedo, no vamos“.

  • Ansiedad por separación

Suele darse en niños más pequeños, cuando su figura de apego se aleja, la pierde de vista o se marcha, llora desconsoladamente, no es capaz de jugar, ni encuentra consuelo en otros familiares.

Frases como:

“Tú no sabes cómo se pone, me tengo que ir a escondidas cuando se duerme”

“No puede quedarse con nadie que no sea yo”.

  • Fobia social

Se siente incómodo/a cuando tiene que relacionarse con otras personas “no quiero que me miren” hablar o pedir algo, le supone un esfuerzo, “no puedo ir allí y presentarme”.

Las aglomeraciones le causan angustia, y agobio, por lo que las evita, y deja de ir a muchos sitios.

  • Trastorno obsesivo compulsivo

Muchas veces se confunde con “manías” si organiza en exceso sus juguetes, zapatos, colores, etc.

“se pone atacado si se lo cambias de lugar”

o si tiene que hacer las cosas un número determinado de veces

“pierde mucho el tiempo repitiendo y comprobando que lo ha dejado como quiere”.

  • Trastorno de estrés postraumático

Tras vivir un hecho duro y desconcertante, sufre pesadillas, evita ir a ciertos lugares, recuerda el suceso constantemente con mucha angustia

“doy rodeos para no pasar cerca de allí”

“no consigo avanzar, desde que ocurrió”

“no me lo quito de la cabeza”.

  • Trastorno de pánico

Algo que le preocupa,  le da miedo o vergüenza, hace que su cuerpo comience a alterarse “el corazón me va a mil”, ”no puedo respirar”, “me va a dar algo”, teme que le vuelva a ocurrir y la gente lo vea “tengo miedo de perder el control”.

× WhatsApp